Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Fantasmas

Imagen
FANTASMAS
—Los fantasmas no existen.

No sé cuántas veces me lo repitieron de niña. Y nunca me lo creí del todo. Hasta que me hice mayor.

Creces, y te confías…

Dejé de prestar atención a crujidos inexplicables, a pisadas de nadie, a las voces que dicen mi nombre en la duermevela. Le perdí el respeto al rincón oscuro del trastero y empecé una vida sin muertos.

Hasta que una mañana temprano, el rayo de sol que calienta la esquina norte del balcón dejó de venir. Y no me importó. De verdad que no me importó nada.

Pero desde ese día, a Mariana el cerebro se le llenó de niebla. O a lo mejor no fue desde ese día, pero yo no puedo evitar relacionarlo…

Mariana, que siempre jugó y cantó y rió como una niña, desde ese día se volvió seria…

A veces, cuando voy a verla, no me reconoce.

La tía Mariana sólo sabe hablar de muertos. Se inquieta porque se hace tarde y alguno de nuestros muertos no viene a cenar con ella ni a arroparla a la hora de dormir…

—Ya vendrán…

Le digo eso… Y ella se tranquiliza pero …

Mi primer encuentro con lectores

Imagen
El viernes 23 de mayo, comenzó en Mi Rincón de lectura (grupo de Facebook) un interesantísimo debate sobre la novela Rompecabezas.

Es verdad que no nos hemos visto cara a cara, que ha sido todo virtual, que yo estaba en casa y en zapatillas, pero lo he vivido con tanta emoción, nervios y alegría, que sé que he tenido mi primer encuentro con lectores.

Quiero dejar aquí algunas pinceladas de un poco de lo que se ha hablado allí:

Primeras reseñas de “Rompecabezas”

Imagen
Reseñas de Ana G. Hernández y Natalia Martín Hernández

Reseña de Ana G. HernándezSINOPSIS:
'' Un colegio es un edificio gris habitado por alumnos de primera, de segunda y de tercera clase…; un lugar frecuentado por atracadores de recreos, ladrones de voces, niños que no se ven... Ésta es una historia sobre colegios, rompecabezas y niños algo rotos''. MI OPINION PERSONAL:
El libro no es lo que parece; no, no lo es. ROMPECABEZAS tiene mucho más que una lectura amena.
La narrativa es fácil de seguir pues aunque intercala la época actual y la pasada, lejos de marear o distraer, trae consigo el efecto contrario: aún aferra más al lector a la lectura de la novela y le da un toque que la hace mucho más interesante. Y este pase de una situación a otra, no llega ni mucho menos a cansar, al revés, pues la hace más rica y apasionante con una prosa rápida que hará las delicias de cualquiera que se deje cautivar por esta obra.
Es de estas novelas que, cuando empiezas a leer no pued…

Fotomatón de los Lectores de “Rompecabezas”

Imagen

Los libros que no existen

Imagen
Artículo publicado en la web de la editorial Literanda



Puedes leer el artículo completo en la web de la editorial: http://www.literanda.com/el-blog-de-literanda/166-los-libros-que-no-existen

Rompecabezas (editorial Literanda) Una semana en Literanda

Imagen
¡Y parece que fue ayer! Pero no. Ha pasado ya toda una semana desde que la editorial Literanda publicó Rompecabezas.



Quiero contaros que Rompecabezas, va por las 302 descargas.

Cuelgo la fotográfía, para el álbum de recuerdos




¡¡Gracias por tanto interés en la novela!!
En esta semana ha dado tiempo para que algunas personas lean Rompecabezas y dejen opiniones tan estupendas como éstas:

Rompecabezas (novela) Editorial: Literanda (¡Gratis!)

Imagen
Como ya os había contado, la editorial Literanda ha aceptado publicar en digital mi novela Rompecabezas

Desde hoy 7 de mayo, Podéis descargarla en la web de la editorial. Aquí: 

http://www.literanda.com/librerias/autor/narrativa-contemporanea/rivas-laura/165-rompecabezas

Os dejo la sinopsis 

Desapariciones

Imagen
DESAPARICIONESLaura Mª Rivas Arranz


¿Que cuánto tardé en enamorarme de él? No lo sé. Media hora; tres cuartos… ¿Qué si me parece eso normal? Es que yo a estas alturas no sé ya lo que es normal. Pero es que tú no lo viste apoyado en la barra de la cafetería, con ese abrigo gris que hace juego con angustias de sus ojos; y aquel continuo revolver el café con la cucharilla, como si del interior de la taza pudiera salir la respuesta correcta a los problemas del mundo… Eran las once y diez de un sábado por la mañana. Me acuerdo porque la megafonía de la estación avisaba la salida del tren con destino a Lisboa… ¿Qué por qué estaba yo en la cafetería de la estación? Pues a lo mejor por lo mismo que ese tren, a punto de partir, no podía finalizar bien el viaje en ninguna otra estación que no fuera la de Lisboa. Madre mía…, que por qué estaba yo en la cafetería de la estación… Menuda pregunta… La mañana antes mi reproductor de video decidió morir para siempre. Me habían dicho que cerca de la esta…