La menguante luz de un cuarto de luna

2016-04-16-17-32-03
 

La menguante luz de un cuarto de luna

 
La nevera sin cena me obliga a salir esta noche. Y no quiero. Esta noche no. Maldita nevera. Maldita cocina. Maldito mi caos doméstico salvaje.

No hay remedio. Respiro profundo y me pongo el bolso a lo bandolera. Sin más preparativo ni defensa abro la puerta.

Me adentro en esta noche que huele a bosque bajo un cuarto de luz de luna que mengua entre los árboles de la plazuela.

No hago caso a la hojarasca en lo alto balanceándose.

No hago caso a los rayos menguantes zambulléndose en el gorgoteo de la fuente.

No hago caso.

Entro en el veinticuatro horas, rebusco entre los estantes, hago una cola breve, el cajero me tiende las bolsas y me da las buenas noches.

También yo se las doy.

Aunque no son buenas.

Las noches de cuarto de luna no tienen gota de bondad. Todo es fuga.

Sin remedio echo a andar por una vieja avenida que ya no existe. El kilo de naranjas, el litro de leche y toda la realidad de la avenida verdadera me dejan de pesar.

Un aire repentino y antiguo me deja tan revuelta que no puedo librarme de respirar profundo el olor del bosque.

El cuarto de luna menguante resurge entre los árboles.

¿Y si no vuelvo?

Sigo paseando por la vieja avenida, por mi antigua vida sin infiernos. Se me escapa una medio sonrisa caducada.

¿Y si no vuelvo?

Me detengo.

¿Y si me fugo y los dejo tirados en el infierno?

Se me escapa una medio sonrisa malvada.

No puedo más. No quiero más.

Durante unos segundos, desafío en lo alto, entre los árboles, al impasible hombre de la luna…

Doy media vuelta. Las naranjas, la leche y la realidad entera de la avenida vuelven a pesar. 

A lo lejos se escucha ya el gorgoteo incesante de la fuente en la plazuela.


©Laura Rivas Arranz
Imágen sobre la fotografía de Earl53 (morguefile)
 

Si te ha gustado el cuento, quizá quieras echar un vistazo a estas dos novelas. Publicadas por la editorial Literanda en epub, pdf y kindle.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Valentina está decidida a matarse

Noche de fantasmas

Alien in love