Vidas marcianas

 
 
 
Mi vecina Noa, la del octavo izquierda, se marcha de misión a Marte. Me lo acaba de decir en el ascensor Adrián, el del ático:
 
–Noa se va a Marte.
 
Me quedo en silencio, sin dar crédito aún a la noticia, contemplando los ojos azules de Adrián que me transportan siempre al Cantábrico.
 
–¿Ya lo sabías?
 
Sin dejar de mirarlo, niego con la cabeza.
 
En la cabina, esta mañana, mientras Adrián y yo descendemos por el tubo del ascensor, viajar a Marte me parece una idea tan brillante que envidio a Noa.
 
–¿Y qué misión van a hacer allí?
 
–No sé. No explica mucho. Ya sabes. Experimentos, exploración... Va a estar una temporada larga allá arriba.
 
–Quién pudiera. Marte debe de ser bonito...
 
–¿Bonito? No creo...
 
Lo dice con un desprecio que no sé si va dirigido a mi opinión sobre lo bonito que es Marte, a Noa por irse a Marte o a Marte por ser como es...
 
–Un puñado de dunas, cráteres, rocas, cómo va a ser eso bonito... No entiendo qué se le ha podido perder a Noa en Marte...
 
–Pues a mí me gustaría ir a Marte.
 
Me gustaría tanto…

Me gustaría haberme hecho astronauta, meterme en un traje espacial y escaparme del mundo en un cohete. Me gustaría prescindir de todo una mañana y decidir: Me voy a Marte una temporada larga, ¿me habéis oído? A Marte. Aunque Marga me necesite por las tardes, y aunque por las mañanas tenga que ir a la tienda a trabajar, y aunque por las noches tenga que cuidar un poco de mi padre enfermo, me voy a Marte... Yo también debería tener derecho a subir a un transbordador espacial, abrocharme el cinturón y despegar con propulsión a chorro haciendo trizas las ataduras con mi planeta.

 
Adrián se me ha quedado mirando con esos ojos que me transportan siempre al Cantábrico:
 
–Pues tampoco entiendo qué se te puede perder a ti en Marte.
 
–Pues cambiar de aires.
 
–Pues pocos aires me parece a mí que ibas a encontrar en Marte.
 
Adrián y yo nos reímos.
 
Y lo decido: cambio el transbordador espacial por un café con Adrián. 

Me armo de valor, doy de lado a Marga, respiro hondo, respiro hondo otra vez y le invito.

Me dice que esta tarde no puede. Que a lo mejor mañana.
 
A lo mejor Mañana.
 
Nos decimos adiós en la acera.
 
De camino a la tienda no paro de pensar que mi vida sería otro mundo si me volviera un poco astronauta...Otro mundo.



©Laura Mª Rivas Arranz
Fotografía: Efi21 (morguefile.com)





Pasos en la escalera. Ed. Literanda. PVP: 1,65€, Formatos: epub, pdf y kindle

pasos publi básica
Si te interesa, puedes descargar la novela aquí:
http://www.literanda.com/librerias/autor/narrativa-contemporanea/rivas-laura/221-pasos-en-la-escalera

Si quieres más información de Pasos en la escalera pincha aquí: http://laurarivasarranz.blogspot.com.es/p/pasos-en-la-escalera-novela.html




Rompecabezas”. Ed. Literanda. Gratis. Formatos: epub, pdf y kindle
3000 descargas gracias

Si te interesa puedes descárgala gratis aquí: http://www.literanda.com/librerias/autor/narrativa-contemporanea/rivas-laura/165-rompecabezas

Comentarios

  1. Pues a mí me parece mucho mejor plan ir a tomar ese café con Adrián que irse a Marte. Espero que se lo tomen más temprano que tarde. En cualquier caso, felicito a la protagonista por atreverse a invitarlo.
    Todos necesitamos alguna vez evadirnos de nuestros mundos, romper las cadenas que nos esclavizan y salir a explorar. Pero nos asustan más esos planetas desconocidos que las viejas cadenas tan familiares. Tal vez no sea cuestión de emprender grandes misiones, sino buscar otras más asequibles aunque también nos produzcan vértigo y dar ese pequeño paso que para nosotros representa todo un mundo.
    Me ha gustado mucho. Dices tanto con tan poco...
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lorena, lo que se dice en un cuento está sobre todo en quien lo lee. Muchas gracias por venirte a leerlo y por dejarme aquí tu lectura. Me encanta tu comentario del cuento. Qué razón tienes, ese pequeño paso que para nosotros representa un mundo. Otro mundo, Lorena. Besazos :)

      Eliminar

Publicar un comentario

En cuanto lea lo que has escrito te contesto. Tu comentario tardará un poquito en aparecer en el blog. ¡Muchas gracias por comentar!

Entradas populares de este blog

Valentina está decidida a matarse

Robo en la biblioteca

Alien in love