Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Viendo “Expediente X. Enfréntate al futuro”

Imagen
Veo ahora a Mulder y Scully enfrentándose a ese futuro infectado de virus alienígena mortal, y sólo puedo pensar: ¡qué valientes! Los dos con la vida patas arriba, envueltos en una cruzada con más posibilidades de fracasar que de triunfar. Dando bandazos sin saber exactamente hacia dónde van. Asumiendo con entereza que la mayoría de lo que les ocurre no tiene explicación, justificación ni sentido. Y ahí están, día tras día, y sin perder el buen humor. ¡Qué valientes!




Nada. Que tengo que reconocer que sigo colada por Mulder y queriendo parecerme un poco a Scully.

Tras estos diecisiete años desde el estreno de la película, veintitantos del de la serie, afirmo que es verdad que ahí fuera hay mucho acontecimiento que da miedo; que es verdad que no se puede confiar en demasiada gente; y que aún así quiero creer.



El revoloteo confuso de los murciélagos

Imagen
El revoloteo confuso de los murciélagosNací una madrugada del siglo pasado. Cuando los kilómetros de distancia se desleían a fuerza de tinta, papel, sellos y llamadas de teléfono excepcionales y costosas.

Los niños del siglo pasado jugábamos en las plazuelas las noches de verano. Descansábamos de correr en algún banco —puede que en éste mismo en el que huyo ahora de la canícula insoportable de mi día—. Nos contábamos cuentos, películas, mentiras, nos enfadábamos y discutíamos balanceando los pies en el banco. Pero en algo estábamos de acuerdo: el siglo que viene los coches volarían, los robots trabajarían por nosotros, existirían pastillas con concentrados de asignaturas para aprender la lección al instante, el teléfono tendría una pantalla para mirar a los ojos al que te habla, y en vacaciones podríamos viajar en avión a la luna, al planeta Marte o incluso a Plutón…

Imaginando Plutón nos quedábamos en silencio mirando las estrellas a años luz de la plazuela y del revoloteo confuso…