Ana Mª Matute, grande entre los grandes de la Literatura

matute images
 
Ha muerto Ana Mª Matute una de nuestros escritores más grandes. Seguro que hoy el Reino de Olar ha amanecido nublado. Pero que despejen las nubes y salga el sol porque no vamos a decir adiós. La Matute no se ha ido. Seguirá estando en sus libros:
 
“—¡No te vayas! —La angustia me atenazaba la garganta.
—Sí, me iré, como tú también te irás, porque todos los niños nos vamos. Pero volveré. Te lo juro, yo volveré a por ti.” (Paraíso Inhabitado)

Ana Mª Matute seguirá para siempre refugiando a los niños náufragos entre sus páginas.
“No eres tú la única: existen muchas criaturas que andan por la vida o quedaron en ella mal calzados” (Sólo un pie descalzo)
 
Los que andamos por la vida mal calzados, desportillados, medio afónicos, arrinconados tenemos para siempre en sus historias un lugar donde estar y respirar profundo.
 
Muchos niños se adentrarán para siempre en la Literatura con mayúsculas siguiendo al Saltamontes Verde, embarcándose de polizones en el Ulises, haciéndose amigos de Paulina
 
“Todos los niños desaparecen, misteriosamente. Cuando menos lo espera uno, un día, los niños se han ido, y no vuelven más”. (Sólo un pie descalzo)

Y cuando esos niños desaparezcan, los adultos restantes siempre encontrarán consuelo de toda la brutalidad del mundo entre las páginas de la Matute.
 
No vamos a decir adiós, porque no tiene sentido despedirse de alguien que siempre va a estar acompañándonos.
 
Pero hoy sí es día de decir gracias. Gracias, Ana Mª, por tus historias, por compartir tus sueños, tus secretos…
 
“[…]ahora se disponía a vivir sus secretos” (Sólo un pie descalzo)

La Matute nos ha regalado una obra inmensa. ¡A leer!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Don Quijote contra las píldoras blancas

Manual para una despedida

Noche de fantasmas