Diario de la niña chica: No pienso tener novio jamás

Carlos Ruiz es un niño de mi clase que me ha dicho que soy su novia. Así, de repente, y sin consultar. 

Mamá, que no sé cómo se entera de todo lo que pasa en clase, se lo ha dicho a Papá. Ahora Papá, a la menor, se pone a hablar de Carlos Ruiz y, como riéndose de mí, repite que es mi novio. Pero no es mi novio. Yo no pienso tener novio jamás.

Carlos Ruiz es un mentiroso. Dice que soy su novia porque este mes las niñas y los niños de la clase tenemos que tener novios o novias. Empezó Manu Jiménez, continuó Noelia Rodríguez, y tras ellos toda la clase se lanzó en tromba a buscarse como fuera un novio o una novia, según  preferencias.



Mamá y Papá son una pareja, mi hermana y su novio son una pareja, Abuela y Abuelo eran una pareja hasta que Abuelo se murió para siempre. 

Mamá ganó una vez unas entradas para el cine y le dieron dos, no una ni tres, dos, sólo para la pareja. Y yo no pude ir. 

Hay que tener pareja porque si ganas un sorteo y no tienes pareja te sobrará una entrada.

Porque tener pareja es lo normal, lo que todos tienen y a lo que ahora juegan los niños de mi clase.

Pero yo no. Yo no quiero tener novio jamás.
  
Además, es un juego que no está saliendo bien.
Porque Laura Martín tiene dos novios, mientras que Estrella López no tiene ninguno, como yo, aunque ella sí lo quiere, yo no. Además Carlos Ruíz dice que Marta, Esther y yo somos sus novias. Y Miguel Sánchez no tiene ninguna novia porque tuvo varicela, y cuando volvió a clase el reparto de novios ya estaba hecho

Lorena, mi profesora de infantil, nos ha dicho que tener novio o novia está igual de bien que no tenerlo, y que lo que tenemos que empezar a hacer es aprender a estar solos, porque ya no somos bebés que tengamos que ir siempre de la mano de alguien.  Nos hemos quedado un poco callados pensando en las palabras
de Lorena. 

Pero Estrella López y Miguel Sánchez siguen tristes porque quieren ser igual que los demás.

Quieren tener novio o novia, como los demás niños de la clase, como sus padres, como sus abuelos y como sus hermanos mayores. Así que casi seguro que se harán novios, aunque a principio de curso Miguel Sánchez empujó a Estrella López, Estrella López le devolvió un puñetazo, y Lorena los castigó a estar sin moverse en el rincón de pensar.

Todos menos yo tienen un novio o una novia. Y a mí qué. Yo no quiero pasar ningún día como si estuviera castigada, llorando encerrada en mi habitación como mi hermana. Yo no quiero ir a los toros, como Mamá, porque si no va con Papá, Papá se enfada con ella. Yo no quiero pasarme el día sin hablar, como hace Mamá, cuando se enfada con Papá. Y no quiero no saber hacer cosas, como le pasa a Abuela, porque todo lo importante, menos cocinar y limpiar, lo hacía Abuelo.

Yo no pienso tener novio jamás.


Safe Creative #1201170929781
Licencia de Creative Commons El blog de la nina chica by http://blogninachica.blogspot.com/ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.


© Laura Mª Rivas Arranz
Todos los derechos reservados

Comentarios

  1. Laura, de todo lo que he leido en tu blog, y me lo he leido todo, este diario es lo que mas me gusta. Pero si me permites te diria que escribes este diario como una adulta, no como una nina, aunque intentas hacer el papel de nina.
    Yo trabajo con ninos todos los dias. 544 para se exactos. Los conozco bien. Si quieres protestar sobre la manera en que nos comportamos los adultos desde el punto de vista infantil, tienes que ponerte en el lugar de un loco bajito, e intentar pensar como el.Si no lo haces y solamente INTENTAS hablar como ellos, la magia de tu idea desaparece, pues se ve que son palabras adultas y pensamientos de adultos lo que usas para expresarte.
    Es mucho mas potente hablar como un ninio sobre el mundo de los adultos, que hacerlo como adulto imitando el mundo de los ninos.
    Si puedes hacer esto, estaras haciendo entonces un magnifico relato en tu diario de la nina chica.
    Espero que no te moleste mi sugerencia, la hago solamente con el animo de ayudarte, si en algo te sirvo, porque tienes mucho talento, pero escribir bien no es una tarea facil, aunque se tenga talento.
    Animo y gracias por compartir con tanta generosidad tu trabajo con todos los que te seguimos, y te disfrutamos por la ola de palabras hilvanadas a vainica doble, y sanguina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tengo a la niña chica abandonada. Me da la impresión de que una vez que te caes de la infancia intentar sonar como un niño siempre tiene algo de falsete. Quizá por eso la pobre niña chica y sus historias se ham quedado paradas. Quién sabe, a lo mejor algún día la retomo. Pero me temo que transformarme en niña de verdad a estas alturas va a ser un poco imposible.

      Además que si has leído los demás episodios a lo mejor has notado como se me va oscureciendo la historia, y la verdad que no quiero hacer pasar a la niña chica por eso, aunque sólo sea niña de imitación.

      Kolibri, a mí no me molesta ninguna opinión de un lector de mis escritos. Aquí los cuelgo y me parece bien que cada cual diga lo que le parece. De todo se aprende. Gracias por leer y por comentar. Saludos

      Eliminar
  2. Laura, la nina chica se te ha oscurecido precisamente porque no miras el mundo de los adultos con los ojos de un nino. Ese es el reto del escrito,y ese es el reto del escritor.Se que es dificil hacerlo, pero te aseguro que tu relato es muy bueno, y si consigues superar esa dificultad, y decir lo que quieres expresar desde esa otra optica infantil,habras logrado el objetivo.
    La madurez no esta renida con la inocencia.Al contrario. A mas madurez mas capacidad de hacer las cosas bien tenemos.
    No soy nadie para animarte, pero si puedes hacer el esfuerzo de continuar, yo personalmente, y muchos otros tambien, te lo aseguro, agradeceremos que ese reto se convierta en otro escrito maravilloso.
    Hacer y deshacer llaman a aprender...
    Tu sabes mucho, solo tienes que ponerte a la tarea para cambiar lo que puede cambiarse, dejar como esta lo que no se puede cambiar, y tener sabiduria para saber distinguir.
    En mi humilde opinion, tu puedes hacerlo...aunque te de pereza y te parezca imposible ver la vida con los ojos de un nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos y por el desafío, Kolibri. No descarto volver con la más peque de mis personajes, pero tampoco me comprometo. No eres la primera persona que me dice que la niña chica resulta falsa y cuando varias personas coinciden en la crítica pues no queda otra que agachar la cabeza y reconocerlo. A lo mejor es un fallo de planteamiento, quizá debí escoger una niña más mayor es que una cría de cinco años o incluso menos es bastante complicado de sostener. no descarto intentarlo, de hecho tengo algunos borradores que colgaré algún día A lo mejor así entre todos vamos descubriendo los fallos. Saludos y gracias por dedicar tiempo a exponer tus impresiones!

      Eliminar

Publicar un comentario

En cuanto lea lo que has escrito te contesto. Tu comentario tardará un poquito en aparecer en el blog. ¡Muchas gracias por comentar!

Entradas populares de este blog

Valentina está decidida a matarse

Manual para una despedida

Noche de fantasmas