Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

Vera y Joel

Imagen
VERA Y JOEL© Laura Mª Rivas Arranz



Vamos a describir, quiero decir a escribir, la historia de Vera y Joel.
Podríamos detenernos a precisar si Vera es rubia y Joel pelirrojo; o a averiguar cuánto miden o si tienen los ojos de colores contradictorios; como el azul con el verde que muerde… Pero no vamos a hacerlo porque eso sería una descripción, las descripciones las carga el diablo de excesos literarios y los excesos literarios son material sensible altamente explosivo. Y no queremos que la historia de Vera y Joel nos explote en la cara. O al menos no a escasos renglones del comienzo…
Vera y Joel se quieren.
No. Esa frase no es buena.
Vera y Joel se enfadarían si vieran que su relación se resume en un cotidiano “se quieren”. Así que vamos a por otro verbo más espectacular.

Vera y Joel se aman.
Se aman desde el día que Joel estaba perdido en una ciudad desconocida, y al doblar una esquina algo sombría y extraña tropezó con Vera y le preguntó por una calle.
Aunque Joel diría que todo empezó …

Diario de la niña chica: Soy Mala

Imagen
Siempre he querido tener un diario. Se lo he pedido muchas veces a mis padres; muy seria y con las manos a la cintura. Me parece que en esta postura abulto más y me hacen más caso. Pero se ríen desde arriba (es que son muy altos), y me dicen que para qué lo quiero si no sé escribir.

Y es verdad que no sé escribir. Las bes me salen hechas unos churros y las eses del revés, pero y qué. Como si todos los que escriben supieran escribir.

En mi carpeta de pegatinas tengo hojas de una libreta rota, y están llenas de letras que me invento yo. Y leo en ellas lo que quiero y como yo quiero, y a mí me parece bonito.

Mi hermana, que también es muy alta, no tanto como mis padres pero casi, me prometió que me regalaría un diario. Pero fue antes de que empezara a tener novio.

Desde que tiene novio casi nunca está en casa, y cuando está no se la puede molestar porque siempre anda enfadada o llorando. No tengo muchas esperanzas de que un día vuelva a verme a mi habitación para darme el diario.

Como está…